sábado, 17 de diciembre de 2011

Experiencias domesticas de Marte-Neptuno....

Tengo una filtración de agua en casa. Primero en tres días se me vació la pileta, y por más que buscamos  no podemos encontrar la grieta por donde se fue el agua. Conclusión: ósmosis, ni que hablar. Tengo que inventar una manera de ponerle límite al escurrimiento misterioso.

Buscando otra pérdida  en la cocina (el problema es general) , se me vino abajo toda la mesada. Causa: Inundación continua y silenciosa.

El dispenser del agua mineral, pierde. Me dí cuenta cuando ví toda la mesa llena de agua. Cuando me acuerdo le pongo algún vaso abajo , hasta que también se rebalsa, porque me olvido.

Cuando necesito agua, no hay, porque me olvidé de prender la bomba.

Son muchas cosas que hay que hacer, no hay manera de atender a todas... haciendo  una me aparece otra, y tuve que ir por ahí, lo anterior quedó inconcluso. Hay filtración de energía. Se va por todos lados. Hago mil cosas pero no termino ninguna, se vuelven chicles, como la inundación... gotas de agua dispersas en infinitos espacios... expandiendose sin límites hacia la totalidad.