viernes, 18 de enero de 2013

Marte Neptuno: La Sangre Sagrada-


Cuando hablamos de Marte en la carta natal, nos referimos al guerrero que tenemos dentro. Claro que no es sólo el guerrero, tambien son sus armas, sus herramientas, sus instrumentos de lucha, y por extensión el hierro, la sangre, el color rojo, las espinas de las plantas, el fuego, los vehículos.
Marte es la energía que tenemos para torcer la voluntad de los otros, o de lo que sea que esté impidiendo alcanzar lo que deseamos. Tambien es el fuego interior que nos impulsa a la persecución de objetivos, metas, búsquedas. Abrir caminos, luchar por la vida. Es el coraje , el estado de alerta y la voluntad personal, el mercenario del Sol, su brazo armado.

Cuando Marte se encuentra en aspecto a la energía desconocida de Neptuno, cualquier cosa detona su estado de alerta. Es hipersensible, los sentidos están totalmente abiertos y es imposible discriminar hacia qué o dónde dirigir la acción. Existe una empatía tal con el exterior que cualquier lucha puede convertirse en propia. El deseo personal se diluye, pierde definición, y la persona se tiñe de las voluntades y deseos de los otros, tomándolos como propios. Es un peleador, un busca roña, o por lo menos un imán para las peleas ajenas.

En otros momentos, el efecto Neptuniano se hace sentir bajo la forma de lasitud, de dejarse estar, el deseo se ha diluido pero en este punto lo que ha ganado es relajación, pero relajación ineficiente, excesiva tolerancia, permisividad y dejadez. Claro que esto está matizado por ataques de violencia indiscriminada. Lo mismo al revés. Cualquier Marte-neptuno es agresivo en potencia.

Ver la carta de una asesina que le echo la culpa a las víctimas

Estos “efectos” de Neptuno son producto de lo poco que comprendemos esta energía desconocida, misteriosa e hipersensible. Neptuno es ilusión mientras uno crea que eso que está pasando es totalmente cierto. Y podemos verlo, si se puede decir así, en todos los aspectos de la realidad. La televisión es Neptuno, pero si realmente me creo lo que está pasando, tengo un problema. La civilización es Neptuno, con su intento de englobar a todos en la misma bolsa, de unificar desde los gustos, las modas, los estilos, la educación, los valores sociales. El mensaje es que a todos nos gusta o sirve lo mismo, esto nos da la fantasía de unión y de unidad que hemos perdido alimentando nuestro Ego.

El soldado que va a la guerra enfervorizado por la Patria, ha sido convocado por el Neptuno colectivo a cumplir una misión que no es para él, que no es personal, pero con la que comulga desde el alma. Cómo distinguir la manipulación psíquica o emocional de una consigna patriótica, si cuando las escuchamos tambien vibramos con ella?

Neptuno no es compatible con las pretensiones de un ego poderoso. Cuanto mayor sea la cristalizacion o rigidez del yo, más difícil será la disolución que propone el planeta. Ante un Sol que quiere brillar sin nubes, y su Marte cumpliendo sus órdenes, Neptuno pone autoengaño, ilusión, desborde y anomalías.

Ya de por sí el Neptuniano no reconoce muchas reglas sociales, las cuales puede sentir como absurdas o injustificadas, razón por la cual siempre tiene un motivo válido para enojarse o pelear. Y en general, el motivo son “los otros” que, gracias a esa hipersensibilidad  poderosa, siempre siente que lo “están agrediendo” .
Pone su fuerza en quienes lo defraudan, en quienes no tienen fuerzas, cree en quienes han demostrado ya varias veces no ser confiables, por esta misma lasitud, este “dejar pasar” . Casi podría decirse que en algunos casos, tolera situaciones por lástima, compasión o peor aún, falta de energía para actuar.

Pero… a medida que la persona avanza en experiencia y crecimiento, puede llegar a una comprensión más global de la situación, y ver la lucha desde un lugar más impersonal: pelear por el bienestar de los otros. Si Neptuno alimenta a los hambrientos, da abrigo a los desarrapados, es el ideal para defender a los oprimidos! Pero si en esto hay siquiera una pizca de orgullo personal, esta energía sutil y amorosa se puede convertir en auto endiosamiento, o victimización. “Yo doy la vida por ustedes”, sería su slogan de víctima.

Cuando la persona ha llegado a un punto en el cual no busca reafirmar su yo, porque ha construido un camino en el cual ha comprendido la ilusión que esto conlleva, entonces este aspecto empieza a aparecer más refinado.


El aspecto Marte Neptuno oye los gritos de ayuda que el resto no escucha. Y estos gritos llegan a su corazón, a su alma. Son gritos sagrados, que está destinado a escuchar y responder. Y cuando lucha, no es él, es EL GUERRERO, el héroe de las batallas, el soldado de los oprimidos, aquel que entrega su fuerza al bien común, puede estar vestido de cualquier color, con cualquier traje, pero será quien primero responda a nuestro llamado, y será capaz de dejar su vida como ofrenda. Sentirá esta labor como un servicio que presta a la humanidad, con la convicción de que todos somos hermanos de sangre.

Y llegamos a otro aspecto de Neptuno -Marte: la lucha sagrada. Es cuando el motivo de la batalla tiene una connotación espiritual, es un llamado interior que lo convierte en el guerrero de eso que trasciende, no sólo a él mismo o a la humanidad, es el guerrero santo, el guerrero de Dios.  La lucha es el paraíso, el éxtasis es el sacrificio- Aquí el sufrimiento y el dolor son la ofrenda a pagar. El sacrificio de la sangre, la fuente de la vida.
                                  
   Juana de Arco y su guerra auspiciada por Dios.

El aspecto Marte Saturno

jueves, 17 de enero de 2013

Jugando con los Atacires

Historias Curiosas
El día que la cara de Jesús apareció en un pedazo de carne.

Una de las clientas vitalicias de un local,  fue a hacer sus compras a un autoservicio de Villa Mercedes, San Luis, y descubrió en la vitrina de la carnicería algo increíble: el rostro de Cristo estaba dibujado en uno de los trozos de carne que había a la venta.

"Vengan y díganme si ven lo mismo que veo yo", le pidió la señora a la pareja que atiende el local. "La cara de Jesús", le contestaron al unísono.

El dueño del local, al ser notificado, hizo que el pedazo de carne dejara de estar a la venta y lo exhibió para que todos pudieran verlo.


Carta del  0 de aries para Villa MERCEDES, Y ATACIRES de 1


Para el 5/1/2013, en donde “aparece” la cara de Jesús en un churrasco en una carnicería.


 Y  encontré:


Venus viene de la casa 4 del 0 de aries en Tauro (justo asociado con la comida).
En la casa 3, (comercios del barrio), estan Sol, Mercurio y Urano (una clienta ve la cara de Jesus y es considerado un milagro)
Atacir Venus conjuncion Neptuno Luna del Ingreso(experiencias místicas)
El Atacir del DC se pone angular a Jupiter, generando un momento de expansión de la Fe en la población-