miércoles, 6 de enero de 2016

LA ASTROLOGIA “Un sistema de representación de la realidad”



En el Dia del Astrólogo, comparto con ustedes este escrito de Thorwald Dethlefsen 

El cumplimiento del destino



Los griegos conocían una fórmula sencilla para tratar sin roces con los dioses; mientras se sacrifica a los dioses, éstos no hacen ningún daño, si no se sacrifica nada, los dioses cobran su "sacrificio" por la fuerza. Esta fórmula continúa teniendo vigencia y es la verdadera clave de la astrología. También nos acercamos más a la realidad si nos imaginamos los principios primordiales como "dioses" y no como cuerpos celestes muertos.



El concepto "sacrificar" significa hacer lugar para un principio primordial en la esfera de vida propia, integrarlo en la conciencia. Los distintos principios exigen al hombre en diversos momentos sus derechos, lo exhortan a que justamente ahora se ocupe especialmente de ellos. El que acepta esta convocación y le hace lugar en su vida a esta deidad, para conocerla, le está sacrificando y ya no tiene nada que temerle. Pero el que al oír "golpear" a esa deidad a la puerta, la cierra y no la deja entrar, no la quiere conocer, puede estar seguro que se verá obligado a presentar la ofrenda antes negada.




Perséfone



El pensamiento vertical - analógico permite al astrólogo mencionar a quien lo consulte, las posibilidades de realizar en distintos niveles el nuevo principio y de redimir una constelación. Una auténtica consulta astrológica no puede contener nunca una prevención contra un principio (constelación) sino siempre sólo consejos y estímulos para no entrar justamente en una confrontación con él. 


Veremos lo dicho en un sencillo ejemplo: podemos calcular que, por ejemplo, una persona entra en los próximos meses en una "fase de Saturno", es decir, por ejemplo que se produce un transito de Saturno






En el tiempo inmediato:

Limite sus ansias de expansión.


Evite encuentros sociales y fiestas y todo lo que tenga que ver con distracción, diversión y opulencia. 


Vista dentro de lo posible solamente ropa negra y haga frecuentemente paseos por cementerios. 

Si le resulta posible, instálese de alguna manera en un cuarto donde pueda retirarse para estar solo. Ese cuarto debería ser austero y limitarse a lo esencial, pintado totalmente en blanco o negro, como único adorno en la pared eventualmente la carta número 13 del Tarot (la muerte). 


Ponga eventualmente una calavera o un reloj de arena sobre su mesa de trabajo. Lea el Libro Tibetano de los Muertos y ciertos pasajes bíblicos. 


Evite la comida excesiva, practique la alimentación macrobiótica o, mejor todavía, haga ayuno. Como bebida prefiera el té de equiseto (cola de caballo). 



Como medicamento se puede considerar plomo o cal en forma homeopática en alta potencia en una sola toma. 



Escuche música clásica, seria. 



Todo lo que haga durante este tiempo que sea muy ordenadamente, trate de reestructurar en forma nueva muchos ámbitos de su vida, aprenda a conocer y a amar las bendiciones del silencio y la soledad. 





Es fácil ver que todas estas recomendaciones provienen de la cadena vertical de analogías del principio de Saturno: estructura, plomo, equiseto, negro, cementerio, todos los símbolos de la muerte, etc. Esas posibilidades se dejan extender de manera correspondiente a muchos otros niveles, adaptándose también a la persona en cuestión. Si nuestro cliente sigue muchos de estos consejos, tiene que llegar a conocer y a comprender inexorablemente el principio de Saturno, no es posible hacer todas estas cosas sin que al mismo tiempo también ocurra algo dentro de uno mismo. 


Si no sigue estas recomendaciones, porque opina que renuncia, limitaciones y soledad "no son nada para él", que estas cosas no le gustan, y por eso sigue con su estilo de vida habitual, pronto se le transformará esta constelación de Saturno en "malévola" y se cobrará su "sacrificio" por la fuerza.

Así, por ejemplo, nuestro cliente podrá tener que ir a la fuerza al hospital, debido a un accidente. Aquí sí tiene que renunciar a muchas cosás, fiestas, vida social, comida opípara, todos los placeres, ¡cosa, que nosotros le habíamos aconsejado hacer voluntariamente! Su cuarto de hospital estará reducido a lo más necesario; justamente un cuarto así le habíamos aconsejado. Todos los días ve cómo conducen a los muertos por los pasillos y él mismo se ocupa con la idea de que su accidente lo llevó muy cerca de la muerte; también le habíamos aconsejado que frecuentara la idea de morir y de la muerte. Está mucho tiempo solo y tiene tiempo para pensar.



Es fácil ver que el efecto es el mismo. Como ya lo hemos dicho, la meta del aprendizaje está determinada. Lo que podemos elegir es solamente "Cómo" queremos aprender, de modo voluntario o forzoso.


"Vida y Destino humanos"

Thorwald Dethlefsen



6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. coincido, gracias a Thorwald Dethlefsen por tanta claridad al explicar

      Eliminar
  2. Gracias por compartir,es un libro genial!

    ResponderEliminar
  3. Siempre me da risa este ejemplo de Dethlefsen, tiene ese humor socarrón y despiadado que me gusta.
    Mónica, a este libro lo conocí estudiando con María Fernanda Domato que comentó primero. Algo que me hizo reír de nuevo. Tiene cada voltereta la vida,
    De vez en cuando la vida
    nos gasta una broma
    y nos despertamos
    sin saber qué pasa,
    chupando un palo sentados
    sobre una calabaza.

    Gracias por la lectura, este año Saturno entra en mi casa 8 en Sagitario y me jubilo con la ordinaria de la nación de 4.300 pesos. Qué tal Pascual. Viene bien el consejo, aunque a Saturno me lo conozco desde que nací y nunca me ha asustado. No puede asustarte algo con lo que has convivido desde muy niño, uno considera que así es el mundo y agradece cualquier pequeña intervención esporádica de Júpiter y Venus. Lo tengo abajo y hace de ancla, un viejo conocido que nunca me ha quitado la alegría de vivir porque siempre lo he aceptado como parte de mi vida. Honrar a los dioses de tu horóscopo. Qué buen consejo.
    Cariños Moni

    ResponderEliminar
  4. daniel pateramayo 09, 2017

    Magistral! Comprender que en definitiva so os muy pequeños y conocer y aceptar lo que es más poderoso que nosotros

    ResponderEliminar