viernes, 3 de agosto de 2012

Los Cuatro Elementos en las Artes Plásticas


"Una imagen vale más que mil palabras"

FUEGO: la luz y el color

"He emprendido un tema moderno, una barricada, y si no he luchado por la patria, al menos pintaré para ella."          
Delacroix, 1830
















“Action Painting”:  la superficie del lienzo es un "campo de acción"

Pollock





AIRE: La mente como participante

El arte conceptual, también conocido como idea art, es un movimiento artístico en el que las ideas dentro de una obra son un elemento más importante que el objeto o el sentido por el que la obra se creó. La idea de la obra prevalece sobre sus aspectos formales, y en muchos casos la idea es la obra en sí misma, quedando la resolución final de la obra como mero soporte.
Luis Canmitzer, 1966  


    El Cubismo trata de representar simultáneamente sobre los lienzos diversos aspectos de un mismo objeto, es decir, lo que sabía de este objeto, y no sólo la imagen que sus ojos le permitían ver de él. Por otra parte, esta descomposición debe estar muy calculada, para otorgar al espectador la capacidad de reconstruirla mentalmente; asimismo el cuadro cubista puede representar al unísono todas las formas posibles de ver la figura. Picasso, Retrato de Vollard.



                                                                                             

TIERRA: lo que se ve, es.

 El realismo y el naturalismo fueron movimientos que pretendían mostrar la realidad tal como era: directo, crudo, sin sentimentalismo y tratando de mostrar la reproducción lo más fielmente posible.


                                                                 
                                                               


Millet  

             Rembrandt


AGUA: simbolismo e impresiones

El impresionismo refleja una experiencia subjetiva de la luz, no intenta mostrar la realidad sino la “impresión” que de ella se tiene. 
                                                                    Monet

                                                 
Klimt. 

                                                             








En el onirismo y el simbolismo el artista utiliza sus sueños o alucinaciones oníricas, y se sirve de alusiones, símiles, metáforas, señas, y símbolos.