sábado, 16 de noviembre de 2013

Masculino y Femenino para la Astrología

Articulo publicado para el blog Luna Roja

"Para saber qué es lo que el mundo contiene allá en lo más profundo,
atiende al germen y sus fuerzas 
y en huero hablar no te retuerzas.”
Goethe.-

La Astrología tiene sus raíces en la antigua Babilonia, y en la doctrina Hermética, cuyo referente fue Hermes Trimegisto, mitico (o no, según algunos, según otros, una Divinidad) sacerdote del antiguo Egipto, se dice que es el autor de la Tabla de Esmeralda
Esta doctrina enuncia uno de sus principios: la Polaridad. 
Esta se manifiesta en todas las cosas que existen en el universo. 
  
La principal Polaridad, madre de toda creación, son los principios 
MASCULINO (+)
FEMENINO (-)


Es masculino todo lo que tiende hacia afuera, del interior al exterior, y femenino todo lo que “reciba” el impulso masculino. Sin la contencion del receptáculo femenino, lo masculino se perdería hacia el infinito, se dilapidaría; sin el impulso masculino, lo femenino sería un receptáculo vacío. Lo femenino delimita la forma que tendrá esta energía inicial. Es la “caja de resonancia”, desde donde luego partirá un nuevo “nivel” de energía, que como contrapartida, será masculina. 
Por eso, en el zodíaco, después de cada signo masculino le sucede uno femenino, que será donde se generará nuevamente el siguiente movimiento creativo-masculino.  

ARIES: Masculino. Inicio del ciclo, primera chispa de energía,  BIG BANG, arranque, impulso, toda la energía hacia fuera, como una explosion. Deseo, voluntad. 

TAURO: Femenino. Caja de resonancia, receptáculo de toda  la energia que explotó en el momento anterior. Detencion del movimiento, inercia, pausa. La energía dispersa al detenerse empieza a tomar forma sólida. Cuerpo, solidez, espesor, conciencia de lo físico. Materializacion. 

GEMINIS: Masculino. La forma del momento anterior comienza a moverse, se vuelve a dispersar  con la intencion de contactarse con el afuera. El movimiento vuelve a ser  extrovertido, va hacia todos lados, sin direccion  específica, conectando, vinculando, relacionandose con el mundo exterior, Prueba variantes, mezcla, combina, conecta. Variación.

CANCER: Femenino. Cierra. Energía de contención , el útero, lo que queda adentro es nutrido, alimentado, aislado del exterior y protegido para que pueda crecer sin interferencias. Lo que queda afuera es separado. Este momento permite la aparicion de los primeros  lazos afectivos  dentro de todo eso que está contenido en ese receptáculo, sea útero, madre, familia, casa, barrio, país. Emocionalidad, proteccion.


LEO: Masculino. El ser ha sido generado en el momento anterior. Fue protegido y alimentado,allí  le ha sido dado un apellido, un escudo familiar, o una bandera . En este nuevo momento extrovertido, el ser quiere salir hacia afuera nuevamente, a mostrarse al mundo, “este soy yo !!” Creatividad, autoexpresion.

VIRGO: Femenino. Introversión, Momento de realizar ajustes internos, de reconectar con el cuerpo por un lado, y con la nocion de formar parte de un sistema mayor, por otro. Humildad. Adecuacion, perfeccionamiento, funcionalidad, adaptación, limpieza, este momento es para que el ego registre  que debe perfeccionarse en pos de una mejor manifestación. Orden, organización. 

LIBRA: Masculino. Se completó el perfeccionamiento anterior, ya sabe que no es único, ahora vuelve a salir al exterior y esta vez es conciente de que existe un “yo” y un “otro” claramente definidos, cada uno con su bandera , escudo o apellido, (otorgados en Cáncer) ; cada uno con su manifestación, entonces se mueve, busca la armonía entre él y el otro, y la armonía lo da el complemento. Y hacia ahí es su movimiento. 

ESCORPIO: Femenino. Cuando me conecté con mi complemento en el momento anterior, no ví que eso llevaba aparejado conectarme con partes mías desconocidas. Eso me doy cuenta cuando el “otro” empieza a molestarme. Es el momento de viajar hacia adentro, alli se está librando una batalla sangrienta: mi ego, en quien me reconozco, del cual me enorgullezco, y con el que me manejé muy bien hasta que me encontré con un espejo en Libra, está en plena batalla contra los monstruos del mal que quieren destruirme. Es el momento en que debo ver que “el mal” tambien forma parte de mi ser, aunque no le guste al ego, que debe morir o transformarse.

SAGITARIO: Masculino. Ya ví que soy blanco y negro, no uno u otro…aquí digo: esto es así. No tiene sentido luchar, hay algo afuera que nos trasciende a todos, algo superior, algo que le da un sentido a esto y la cosa es ir hacia él. Dios, Religión, Filosofía, Creencias, Espiritualidad. Maestros, Guías. Confianza. Búsqueda de sentido, de un sentido que nos eleve, aquí la energía extrovertida va hacia arriba. 

CAPRICORNIO: Femenino. Concentración de la energía, nuevamente. Es el momento de minimizar cualquier otra actividad que no sirva para lo que se ha propuesto el ser. Y en eso se concentra, se convierte en esencia pura, toda la energía es un trabajo interior que dará a luz el FRUTO. Cada uno de estos momentos está enriquecido con la experiencia que va adquiriendo desde que esa energía inicial dio el primer grito de vida. Aquí, como décimo signo, llega a su materialización máxima: el logro y su manifestación ante la sociedad entera. 

ACUARIO: Masculino. Expansion de los frutos, que contienen nuevas semillas para el futuro. Conciencia grupal, la sociedad ya no es cada individuo por separado, que “termina en cada uno” sino que todos estamos relacionados ente sí,  y cada uno tiene que ver con el otro, voluntades unidas, conciencia de red, de interrelacion de todas las unidades, cooperación.

PISCIS: Femenino. Aquí lo “interior” es el Universo mismo, más aun que el Universo, es la Totalidad. En el momento anterior captamos nuestras sutiles uniones de red. En este, profundizamos aún más: no estamos unidos sino “sumergidos”. No hay voluntad más que la de la Totalidad, lo otro es ilusión. Entrega total. Pero TOTAL. 

De esta manera la energía creativa YANG es sostenida, condensada y manifestada en forma a traves de la energía femenina YING. A las cualidades de extroversion y  eclosion  les siguen la introversión y el cerramiento , ambos movimientos son los dos  polos de la energía manifestada, sin los cuales no puede continuar. Solo extroversion, se dispersa y se pierde. Solo introversión, se constriñe y se ahoga. El movimiento ritmico entre ambos es lo que permite la generacion de la vida. Eyaculacion, energia hacia el óvulo. Luego esa energia se detiene, el óvulo se cierra y protege su interior, en donde millares de procesos internos tienen lugar, en donde la plasticidad permite dar forma, en donde la sustancia cocinandose en el caldero va adaptándose a las distintas necesidades, todo sucediendo adentro, bien adentro. Y luego, otra explosion, otro big bang, otra energía, surgida del receptáculo mismo, y a pesar de él, decide que es el momento de salir a otro plano exterior. En cada nuevo nivel de manifestación extrovertida, habrá otra caja de resonancia introvertida que acompaña y completa su formación. 

1 comentario:

  1. ese movimiento de apertura y dispersión y de cierre y materialización de la nueva creatura es solve et coagula. La creatura es cada vez más amplia, más abarcadora, hasta que abarca todo, pero TODO. Si abarca todo, todo es uno y lo que llamamos "entrega" en Piscis es en realidad el egoísmo del todo. YO SOY, pero con mayúsculas esta vez.

    ResponderEliminar